Sobre Nosotros


Descripción: El Nucleo Literario Juvenil Manuel del Cabral es uno de lo proyectos de la Fundación Planeta Cultural, la Fundación además cuenta con: La hora del Cuento (un grupo literario de niños) y La hora del Té (un grupo literario de damas) Para fomentar la lectura y la cultura de Bonao y República Dominicana

Sobre la FUNDACIÓN PLANETA CULTURAL:  Planeta Cultural es el nombre que hemos elegido para nuestra institución, ya que este termino nos unica en un contexto global, democratico y participativo, como plural es la filosofía que ha dado lugar a la formación de este proyecto.
¿Quienes Somos? Somos un equipo de hombres y mujeres que hemos decidido brindar nuestro tiempo y esfuerzo a favor de la educación y la cultura de los niños y jóvenes de nuestras comunidades. Para ello hemos decidido crear estos espacios de aprendizajes culturales, artisticos y de formación educativa integral.

1. Otro Canto   2.Nucleo Literario Juvenil Manuel del Cabral  3. La hora del Cuento  4.La hora del Té.

Filosofía: el equipo del planeta cultural, entiende que en este nuevo orden de globalización del cual somos testigos, la comunicación digital tiene un papel preponderante en la concervación y circulación del la cultura.

Creemos que las nuevas tecnologías posibilitan la socialización de los conocimientos y es por esto que trabajamos para hacer que estos canales difundan y extiendan los mensajes educativos, artísticos y culturales. Utilizamos nuevas tecnologías para difundir la cultura basándonos en nuestra experiencia y metodología para crear, así innovadores espacios al servicio de la comunidad.

Núcleo Literario Juvenil: Está formado por jóvenes interesados por la lectura y por su desarrollo integral como individuos. Este grupo tiene la responsabilidad de elaborar el primer libro telefónico del barrio y un libro de poesías. Se reúnen cada miercoles de 7:00-8:00 p.m.

La Hora del Cuento: Es un remanso donde el conocimiento es una excusa para reencontrarnos con los valores éticos y estericos que dieron origenes a la formación de las familias de nuestros ancestros, en estos conglomerados amerindios.

Nuestros abuelos y abuelas, por ejemplo: nos leían o nos contaban cuentos como una mágica forma de reunión familiar; que terminaba, sin proponerselo, en ciertas cátedras de cultura oral transmitida de generación en generación. Este grupo se reúne los sábados de 4:00-5:00 p.m.